BRUJULA

BRUJULA
Los tres Poemarios Antológicos en los que participo.

CUANDO EL MUNDO LO VEO GRIS, INTENTO MIRAR AL CIELO, PERO LO QUE SIGO HACIENDO ES ESCRIBIR.

CUANDO EL MUNDO LO VEO GRIS, INTENTO MIRAR AL CIELO, PERO LO QUE SIGO HACIENDO ES ESCRIBIR.
COMO ÚLTIMAMENTE, ESTOY ALGO GRIS, Y LAS POESIAS ME SALEN DEL MISMO COLOR, HE DECIDIDO, QUE DE MOMENTO, VOY A PONER RELATOS, DE LOS QUE TENGO ESCRITOS O DE LOS QUE VAYA ESCRIBIENDO. SON MI REFUGIO.

Revista nº 4 de Mistium

sábado, 1 de febrero de 2014

RESACA

Relato con el que he ganado el 2º Premio del 1er. Concurso de Relatos MISTIUM 




Abrió los ojos, la luz de la mañana le devolvió, en forma de taladro doloroso, los buenos días.
Se quedó quieto, muy quieto, esperando oír la voz melodiosa de María canturreando por la cocina, preparando el desayuno.
Con la cabeza escondida en la almohada, intentó recordar la noche anterior... había bebido pero... no recordaba por qué. ¿Qué más daba? Cualquier motivo era bueno.
Intentó levantarse, la cabeza le daba vueltas y un lacerante dolor le impedía abrir los ojos.
Apoyándose en los muebles y en las paredes se acercó a la puerta.
Salió de la habitación. La casa estaba en penumbras y en silencio.
-¿Por qué no me habrá despertado? -con los ojos medio cerrados llegó a la cocina. Los platos de la cena estaban sin fregar y no había hecho café. De mal humor se dirigió a la cafetera.
-¡Menudo desastre! ¡Cuando vuelva, le explicaré cuatro cosas! ¡sabe que me gusta que me prepare el desayuno! -pensó enfadado.
Con la taza de café humeante en la mano, se dirigió a la sala. La puerta estaba cerrada. La abrió. Estaba completamente a oscuras.
Dio unos pasos en el interior para dirigirse a la ventana.
Tropezó con algo que no debería estar allí -¡maldita sea! ¡hoy se está ganando una paliza!
Se apoyó en el suelo y el café se le derramó.
-¡Encima tendré que hacerme otro café!
Se dirigió hacia la ventana, trastabillando. La abrió y un tímido rayo de sol de enero, traspasó el cristal, posándose en sus manos pringosas y de un color ennegrecido.
-¡Qué asco! Seguramente ayer cayó algo de vino y no ha sido capaz de recogerlo ¡menuda ama de casa está echa! Luego no quiere que me enoje... ¡cariño no te enfades... cariño no te enfades...! repitió indignado, imitando a su mujer, con voz de falsete.
Se dio la vuelta maldiciendo y dirigiendo la vista hacia el manojo de ropa, con el que había perdido el equilibrio al tropezar...
Se quedó parado, pensando qué sucedía. Mirando sin comprender lo que veía...
Su cabeza empezó a darle vueltas
Del manojo de ropa salían pies... brazos... y la cabeza de María... tenía los ojos muy abiertos y una expresión de resignación... y paz.
Estaba echada, sobre el frío suelo, en una posición extraña, y rodeada de un gran charco de sangre que salía de su pecho... 
Neus T.Gómez



8 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Neus.
Enhorabuena por el premio.
Has relatado de una manera clara a los maltradores y sus víctimas, por desgracia hay muchas en España.
Ahí me tienes de seguidora.
Besos, Montserrat

E..P.. dijo...

enhorabuena.
exquisita entrada ante un problema patente.

Un cordial saludo.

ISIS dijo...

Hola Monserrat, me alegro que me hayas encontrado.
Besos.

ISIS dijo...

Hola E...P... Gracias por acordarte de mi, ya que últimamente no entro mucho.
Besos

Rafa Hernández dijo...

Magnifica entrada, y enhorabuena por es premio.

Besos ISIS.

ISIS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ISIS dijo...

Gracias Rafa.
Besos

ISIS dijo...

No se que pasa que no me deja publicar....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...